Quién hubiese dicho hace unos años, que lo ecológico se pondría de moda. Bueno… Si entendemos moda como algo pasajero, corregimos. Lo ecológico se ha convertido en un estilo de vida, en una forma de pensar y, más aún, de vivir.

Es algo más que separar el plástico del cartón o apagar las luces si no las estamos usando… El ser partidario de la ducha y no de la bañera es solo una pequeñísima parte de lo que esta nueva ecolife representa.

Ahora comemos, vestimos y conducimos lo ecológico. Grandes marcas de coches, reconocidas firmas de moda se han hecho amigas o, en su defecto, rendido ante lo eco. Todas ellas apuestan por lo natural, por lo no contaminante, por lo que es mejor para nuestro planeta…

Mucha gente a favor, muchos en contra… Es muy fácil posicionarse en un bando u otro, pero para saber juzgar, es necesario que conocer, y hay que vivirlo. No todos hemos estado preparados para este estilo de vida ecológico, que siempre ha ido asociado (puede que erróneamente) a ciertas tribus urbanas.

Los adeptos a este nuevo lifestyle piensan en verde, su rutina diaria gira entorno a este color: compran en el mercado, consumen productos no procesados, se mueven a pie, en bicicleta o en transporte público, crean sus propios huertos en casa, enseñan a los más pequeños a amar y respetar la naturaleza…  Parece tarea sencilla, pero no lo es, ser ecológico requiere no ir a lo fácil a lo más cómodo.

Desde aquí os lanzamos unos pequeños consejos que sí podrían ayudar, no sólo a cuidar más nuestro entorno, sino tal vez a mejorar un poco nuestro día a día:

  • planta tus especias y pequeñas hortalizas en tu terraza o jardín.
  • intenta ir en coche lo menos posible; la bicicleta o nuestros propios pies pueden ser el mejor medio de transporte.
  • pasa una parte de tu día al aire libre, disfruta y aprovecha las zonas verdes de tu ciudad para relajarte o practicar algún deporte.
  • compra y consume alimentos ecológicos de temporada, trata de olvidarte de la comida procesada.
  • reciclar no cuesta nada, solo unos minutos de tu tiempo.
  • sabemos que es difícil, pero si está en tu mano, utiliza energías renovables.
  • evita utilizar productos que perjudiquen el medioambiente como las bolsas de plástico: las bolsas de lino o rafia pueden convertirse en tus mejores aliados.
  • decora tu casa con plantas, pocas cosas son tan bonitas como un hogar repleto de flores y colores verdes.
  • apúntate a la moda y cosmética ecológica, te sorprenderá la cantidad y calidad de sus productos.

Todas las acciones suman, ¿por qué no aportar nuestro pequeño montoncito de arena por una buena causa? La naturaleza lo agradecerá, pero nosotros también. ¡Hazte eco!

Comentarios

> Todos los campos son obligatorios

* Por favor, compruebe que todos los campos estan rellenos
¡GRACIAS POR TU
COMENTARIO!
· · · · · · · · · · · · ·
En breves momentos se publicará en nuestro blog.
¡DISCULPA
LAS MOLESTIAS!
· · · · · · · · · · · · ·
Se ha producido un error en el envio
ya puedes volver a comentar en nuestro blog.
Ir arriba